Ante un invierno helado y frío, la piel se adentra en nuestros interiores haciendo más cálidos los espacios.

¿Qué podría ser mas refrescante que definir un nuevo estilo para el invierno en nuestro hogar y hacerlo mas acogedor?

Las pieles de oveja son la mejor manera para dar esa sensación, tanto visual como sensual, por la suavidad de su textura.

Podemos usarlas en cualquier rincón de nuestras habitaciones de diferentes maneras:

como forro para las sillas,

cubriendo camas o sofás o colocadas en el suelo

de cualquier manera que nos guste.

Viviendas con líneas limpias y minimalistas que irradian comodidad nórdica.

Se ve muy bien en la “wirechair» la alfombra de piel de oveja de color blanco puro.

En una casa metropolitana con un aire acogedor y sensual que añade un extra a la habitación.

¿ Por qué no utilizarlos en espacios de oficina?

El estilo moderno y rígido se transforma fácilmente en rural y orgánico aplicando esta idea creativa.

Igualmente interesante utilizar las alfombras y mantas de piel de oveja en nuestros espacios al aire libre, colocándolas sobre sillas de madera.

En todas ellas, encontramos grandes ideas para

crear unos ambientes de refugio cómodos y cálidos, conseguido

gracias a una decoración en piel.

F4U Collection